La financiación de inmobiliarias y sus dificultades y el capital privado
305
post-template-default,single,single-post,postid-305,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-13.4,qode-theme-daniela tsys,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

La financiación de inmobiliarias

Financiación de inmobiliarias

La financiación de inmobiliarias

LA FINANCIACIÓN DE INMOBILIARIAS Y LAS DIFICULTADES CON LAS QUE SE ENFRENTA SUS INVERSORES.

No cabe duda de que la demanda de vivienda está aumentando de forma considerable. Por lo que promotores y constructores desean reengancharse en el carro del “ladrillo” para satisfacer las necesidades inmobiliarias de los consumidores. Y por ello, piensan en la financiación de inmobiliarias para poder reengancharse.

Ahora bien, el panorama es muy diferente al de épocas anteriores. Si antes cualquier persona podía embarcarse en este ámbito, ahora solo unos pocos pueden hacerlo.

El primer escoyo con el que se enfrentan estos profesionales estriba en la concesión de financiación.

Las experiencias vividas en el pasado y la inyección económica que el Gobierno ha tenido que insuflar a los Bancos para oxigenar su capacidad económica. Ésto hace que, su posición haya sido, hasta el momento, de absoluto bloqueo en la concesión de préstamos.

Si bien es cierto, que existe un tímido aperturismo económico, la realidad es que tiende a ser más tímido. Ésto hace que el sector se reduzca a unos pocos empresarios con solvencia.

Otra cuestión que debe abordarse antes de embarcarse en cualquier proyecto es la subida de los terrenos, sobre todo en las zonas más demandadas.

Los empresarios que disponían de capacidad económica en aquellos tiempos de crisis, pudieron comprar el suelo a un precio muy razonable, permitiendo adquirir una significativa ventaja ahora que la demanda se ha disparado y las posibilidades de venta han aumentado.

Concretamente, en lugares como Madrid o Barcelona. El precio del suelo puede llegar a alcanzar el 50 % del precio total de la vivienda. Ésto condiciona notablemente el margen de beneficio del negocio.

 En conclusión…

Este factor, sumado a la escasez de financiación, está produciendo un efecto rebote que bloquea el crecimiento de este ámbito profesional. Y es que la escasez de terreno urbano hace que aumenten los precios. Lo que sin duda repercutirá en el consumidor final de forma negativa.

Todos estos condicionantes determinan que sea preciso acudir a otras alternativas de financiación. En muchos países el Capital Privado se está utilizando, de forma muy positiva. Ésta alternativa es muy positiva ante la falta de liquidez y el bloqueo en las concesiones de préstamos bancarios.

Precisamente los Fondos de Inversión Inmobiliario, son una alternativa que insufla aire fresco y esperanza a estos profesionales. Permite conceder liquidez al inicio del proyecto que es cuando más se necesita.

Si lo que estás buscando ahora, es una buena opción de capital privado, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Puede hacerlo pinchando en contacto o pinchando aquí.

Sin comentarios

Disculpas, los comentarios están cerrados.